Raquel Asensi
+
Alejandra Cigarroa

Raquel Asensi



Ser otro, 2016, Técnica mixta, 100 x 100 cm.

Obra de arte de una “artista europea” viaja a Chile. “Artista chileno/a” recibe una obra en un marco 30x30 para su manipulación; rasgar, cortar, coser, recomponer, fragmentar, romper en caso de emergencia, utilizar en clave conceptual, tal vez hacer algo que sea difícil de imaginar o clasificar. La “artista blanca europea” no sabe muy bien de qué va esto, pero está abierta a la incertidumbre, a la grieta, a las mariposas en el estómago, y a la entraña misma del desconocimiento. Ella no sabe muy bien si quiera qué significa ser europea. Recuerda mientras rompe y rasga que su tatarabuela era Brasileña, y su tatarabuelo murió en Cuba, que se conocieron porque ella viajaba mucho, él era locutor de radio. La “artista blanca” se pregunta si su cuerpo alberga información codificada sobre este mestizaje evidente, y se pregunta si hay algo de su cultura que le defina bajo una etiqueta lingüística. Ella no se siente parte de una comunidad específica, ha bailado entre salas de exposiciones diversas, procesos artísticos en cerámica, poesía escénica, fanzines, Performance, Lunas llenas. Se pregunta si tal vez la mayor influencia que ha tenido fue una profesora de cerámica chilena a la edad de 12 años, que le enseñó a trabajar en el torno y le regaló un duende modelado en arcilla roja.Esta profesora le contó que su familia era “exiliada política”. Su amigo David, de Santiago de Chile, le llama “amiga porcelana”. Y ser otro, le parece lo más sentido en este mundo.

Alejandra Cigarroa



Ser otro/Ser tú mismo, 2017, Técnica mixta, collage y bordado, 100 x 100 cm.


Ser otro, ser tú mismo… ¿quién somos? sino la suma de muchos otros…

Esta obra que se construye a partir de un fragmento de la obra de Asensi, una tela de arpillera bordada con la frase Ser otro, es como una recomposición crítica de temas y conceptos que subyacen en la obra de Asensi y que a la vez se desprenden de la descolonización. Aborda como eje principal, temáticas relacionadas con cuestiones de identidad. Quiénes somos, sino la sumatoria de fragmentos que tienen que ver con nuestros ancestros, con nuestro pasado histórico cultural, con la colonización, el mestizaje y el sincretismo. Al interior de la obra reconocemos una naturaleza fragmentada, recargada de elementos, texturas y colores. Asistimos a un paraíso barroco, la naturaleza virgen no conquistada, la Pachamama como telón de fondo, donde la memoria visual se construye a partir de elementos primigenios y otros heredados del mundo occidental greco-latino.

Estos fragmentos construidos a través de capas de flores, pájaros y plantas dialogan con grecas doradas y bordados religiosos, y nos remiten al sincretismo en la imagen, pertenecientes a una memoria visual ancestral y a la vez popular, como parte del inconsciente colectivo.

En la obra, lo sagrado, femenino y ancestral se funden en capas de trabajo análogo con énfasis en el rescate de técnicas tradicionales del género femenino, como el bordado. Primer punto de partida y unión con la obra de Asensi.

Raquel Asensi (País Vasco, 1989) es una artista transdisciplinar que combina la cerámica, el dibujo, la fotografía y la acción corporal en su práctica. Su trabajo adquiere una forma híbrida a partir de teorías filosóficas y cuestiones de género, así como de un proceso creativo intuitivo, dando importancia a la huella corporal. Le influencian otras/os artistas y poetas, con las que ha creado un fanzine llamado PSICOCLAVO, y realizado ilustraciones, textos, y entrevistas. Ha ganado diversos premios, entre los que cuentan haber sido seleccionada en ERTIBIL y el tercer premio en ARTESHOP, 2015. Ha realizado performance individuales y colectivas, donde cobran importancia la voz, la acción corporal, la arcilla y el material cerámico.

Alejandra Cigarroa (Chile, 1972) es licenciada en Artes Plásticas por la Universidad de Concepción (1992). Se ha dedicado profesionalmente a la creación de obra, participando de numerosas muestras tanto en Chile como en el extranjero, y en paralelo a la docencia en las carreras de diseño y arquitectura. Actualmente, se encuentra más cercana a los procesos que se vinculan con lo abstracto e instalando análogamente un lenguaje figurativo a través de la aplicación de elementos gráficos como estampas de símbolos, signos, y tipografías. Además del uso de bordados e hilvanes a modo de bocetos que generan cierta correspondencia con aspectos ligados al mundo natural, lo femenino y lo sagrado.

ENLACES

Raquel Asensi

Alejandra Cigarroa