CABEZA DE HACHA es un programa de intercambios y exposiciones entre artistas e instituciones Vasc@s y Canadienses.

En este segundo intercambio, la obra de la artista alavesa Miriam Isasi estará presente en la galería Doris McCarthy (DMG) de Toronto, mientras el espacio cultural Puerta, en Bilbao, alberga la pieza de la artista de Ontario Laura Simon.

Miriam Isasi



Tre partigiane. 1945 (2015), fotografía intervenida, 20x30 cm.

La práctica artística de Miriam Isasi (Vitoria-Gasteiz, 1981) está enfocada en la investigación y la intervención en el mundo real. Su obra plástica combina materiales encontrados con elementos artísticos y construcciones provisionales, para interpretar “espacios olvidados” y dar forma a sus inquietudes en torno a lo cotidiano. Las narrativas de sus trabajos plantean relatos de desequilibrios materiales y sociales. A través de sus acciones artísticas se muestran maneras de superar límites, así como posibilidades de alterar el entorno mediante su revelación, empleando una metodología procesual.

En No existe el delito en los procesos naturales (2013-2014), Miriam trabajó con los vacíos legales del territorio en las plantaciones de adormidera localizados en el norte de España. Estas plantaciones pertenecen a farmacéuticas privadas, pero están custodiadas por la Guardia Civil y obtienen subvenciones públicas. Instaló colmenas de abejas en el interior de los campos de opio con el objetivo de transgredir los límites de lo público y lo privado, y la miel generada por estas abejas se presenta como residuo objetual de la acción. Para Energía Robada (2012-), Miriam carga baterías con energía obtenida clandestinamente en “lugares que nos jerarquizan”, como el Museo Guggenheim Bilbao o el banco BBVA. Esta energía revierte en acciones vinculadas al tránsito informal en el espacio público. Comparte poder con la gente en conciertos, manifestaciones, dispositivos de venta ambulante, etc. con un tono entre irónico y absurdo, como la obra que presenta para esta ocasión. 'Tre partigiane. 1945 ', realizada este año en Italia, hace referencia al derrumbe del último régimen fascista de Mussolini en Milán y celebra la bravura de los actos de la gente común en el mantenimiento de equilibrio político y la resistencia. Reemplazar las armas de las protagonistas de la imagen por barras de pan es un guiño desde el absurdo y lo cotidiano, que señala y subraya la insensatez del fascismo setenta años después del hecho histórico.

Con su tesis “El refugio migratorio. Una fenomenología al límite.”, Miriam se doctoró en arte por la Universidad del País Vasco en 2015. Además de estudios previos en Bologna y residencias artísticas en Pekín, en México Distrito Federal y actualmente en la Academia de España en Roma, también ha asistido a talleres con artistas como Antoni Muntadas, Daniel Canogar y Francesc Torres. Ha expuesto en Artium (Vitoria-Gasteiz), MUSAC (León) y Bilbao Arte (Bilbao), y en su corta carrera ha recibido varios premios y becas. Esta es su primera exposición en América del Norte.

Laura Simon



One irrefutable fact remains: to reject an infinity of dimensions is to limit the world, to affirm them is to enrich it. Through the third dimension, height, a point trapped within a circle can escape upward without ever touching the circumference (2007), tinta sobre papel, 38 x 28 cm y 30.5 x 23 cm.

Antes de comenzar su carrera artística, la artista Laura Simon (Ontario, 1987), original de Toronto, se formó en ciencias políticas y en agricultura. Este interés inicial por las matemáticas y la ciencia da cuenta de su práctica artística actual que se basa en el dibujo y la escultura. Muchas de sus series de dibujos se conforman en el encuentro de variaciones sobre un tema: “Muchos de mis dibujos estan basados en lo que leo, pero las cosas mutan,” dice la artista. “Los dibujos generalmente terminan elevándose lejos de su punto de origen.”

El dibujo en dos partes de Simon que se muestra más arriba tiene (la propia artista admite con vergüenza) un título casi bochornosamente largo: Un hecho irrefutable permanece: rechazar la infinitud de dimensiones es limitar el mundo, afirmarlas supone enriquecerlo. Por la tercera dimensión, altura, un punto atrapado dentro de un circulo puede escapar hacia arriba sin tocar la circunferencia (2014). El dibujo recibe su título de una referencia matemática de Jorge Luis Borges, de quien Simon es fanática, y fue parte de un ensamblaje más grande de dibujos y esculturas, basadas en su interés reciente sobre la teoría de las cuerdas, una rama de la física que indaga conectar cuatro interacciones fundamentales en un teorema: la gravitación, el electromagnetismo, la fuerza nuclear fuerte y la débil. Simon admite que no tiene una sabiduría profunda sobre el tema, y que suele sentirse atraída por teorías que ya han sido desacreditadas. La repetición de formas en los dibujos de Simon, es por lo tanto, una reflexión acerca de la multiplicidad de perspectivas que impulsan el debate en la investigación científica. “Suele ser una ambigüedad en un descubrimiento lo que nos hace buscar otra verdad más allá,” explica Simon. “Mis dibujos son como una mirada dentro de una idea existente, revelando permutaciones y encontrando la potencia generativa de una forma.”

Simon también es miembro de miembro del colectivo artístico de Toronto llamado VSVSVS (pronunciado versus versus versus). Simon conoció a los resto de los componentes (Stephen McLeod, James Gardner, Miles Stemp, Wallis Cheung, Anthony Cooper and Ryan Clayton, quienes tienen también obra plástica individualmente) en el programa de arte de la Universidad de Guelph, que tiene una conocida reputación de formar artistas sagaces y ambiciosos. El colectivo vive y trabaja en un edificio industrial grande en la zona ribereña de Toronto, donde también hacen una residencia artística y mantienen una sala de exposición pequeña. “Siendo parte de un colectivo como VSVSVS probablemente soy más activa que si me dedicara solamente a desarrollar mi obra personal” dice ella. “La energía del grupo es muy buena para mi práctica individual.”

Next

La galería Doris McCarthy (DMG) está situada en el campus de Scarborough de la Universidad de Toronto. Llamada Doris McCarthy (1910-2010) en honor a una de los pintores paisajistas más importantes de Canadá, la DMG se dedica a la colección, presentación y diseminación de arte contemporáneo en todas su expresiones.

La DMG fomenta redes internacionales contribuyendo al discurso artístico contemporáneo. En su galería se han presentado exposiciones significativas de artistas canadienses reconocidos y emergentes como :Liz Magor, Gordon Monahan y David R. Harper e internacionales como: Sue de Beer, Xu Bing, Wafaa Bilal y Rivane Neuenschwander.

PUERTA es un espacio cultural auto-gestionado por Rosa Parma, Laura Fernández Conde y Jorge Núñez, y fundado en 2013. Se conforma un espacio de trabajo en donde confluyen líneas de soporte e investigación. Puerta tiene una “zona inter-espacial, extrema y tecnológica” donde se desarrollan talleres y sesiones de trabajo, se da lugar a encuentros y proyecciones de películas. Entre su diversa programación destacan el taller Dibujo Radikal, el taller de creación sonora e improvisación Oreja Toca, y la muestra de cine “limítrofe-extraño” Pantalla Fantasma.

Next

ENLACES

Miriam Isasi

Laura Simon

DMG

Puerta

ARMAR

Bill Clarke

PDF - Folleto Cabeza de Hacha #02